Papel diamante o mantequilla y TODA la paciencia del mundo